Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘películas’ Category

Camino

Camino es una película de 2008 dirigida por Javier Fesser.  Está inspirada en la vida de Alexia González-Barros, una niña que falleció a los 14 años (en 1985), tras 10 meses de enfermedad. El descubrimiento del primer amor o su educación basada en el Opus Dei (el título hace referencia al libro homónimo escrito por el fundador, Josemaría Escrivá de Balaguer) marcaron sus últimos días. La película participó en la sección oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián de 2008, sin conseguir premios. En la XXIII edición de los Premios Goya  ganó en seis de las siete categorías en las que era candidata, incluyendo mejor película, mejor guión y mejor director.

El estreno de la película el 17 de octubre de 2008, suscitó cierta polémica entre la familia y causa de beatificación de Alexia y la producción de la película. La familia ha afirmado desvincularse por completo de la película.Fesser afirma que todo lo que aparece en la película tiene base real y que ha intentado retratar a una familia del Opus Dei con una hija en trance de muerte.

Andrea Martínez, alumna de 2º de Bachillerato, nos envía su opinión sobre la película:

 

 

Esta película Española, obra de Javier Fesser, (ganador de un Goya al mejor director) no os podrá dejar indiferentes.
Se trata de un drama basado en una historia real que  podría emocionar hasta una piedra.
La religión posee un papel crucial, la madre de Camino (Nerea Camacho, ganadora del Goya a la mejor actriz revelación) representa la figura del Opus Dei, con sus defectos y virtudes, pros y contras, que poco a poco, cohíbe y limita a su hija para que siga su camino y el de su hermana, religiosa también.
Personalmente, “me ha puesto los pelos de punta”, quizás es extremadamente triste, pero el autor lo contrarrestra integrando en la historia la experiencia y sentimientos del primer amor.
La ilusión, la esperanza y, sobre todo, la fe, son esenciales en la vida de camino que, a pesar de su mortal enfermedad, vive disfrutando del mínimo detalle hasta el último momento.
Situado en el polo opuesto a la madre de Camino, se encuentra su padre, figura entrañable, que no se opone, pero tampoco comparte las creencias de su mujer e inculcadas a sus hijas.
Este personaje “se hace de querer” durante toda la película. Es una película para llorar de principio a fin, y yo, que adoro los dramas, os la recomiendo.
Además del peculiar argumento y desarrollo de la historia, esta película te hará pensar, plantearte lo que tienes o lo que dejas pasar día a día, y el hecho de lo poco que disfrutas de todo lo que posees o vives.
Pero sin duda alguna, lo que me gustaría destacar es el papel de la protagonista Camino  (Nerea Camacho)  pequeña actriz de 11 años nacida en Granada, realiza un trabajo excepcional, gracias a lo que ha conmovido a toda España con su talento y belleza (la niña es PRECIOSA).
Según he leído en algunos foros relacionados con la película, los padres de la niña en la que fue inspirada la película  han presentado diversas quejas contra el autor, afirmando el “poco tacto” con el que éste ha mostrado la historia de su hija a todo el mundo junto con todo lo que a ésta rodea, seguramente incrementadas (las quejas) debido a la “cercanía” del hecho.
Desde mi punto de vista, la película no recoge ninguna falta de respeto, tanto a la niña como a los familiares, de hecho, ha tenido un gran respeto por la religión durante toda la historia además de describir al Opus  Dei sin ninguna maldad ni falta de respeto.
Además, la película está simplemente inspirada en la historia de esta niña
(llamada Alejandra si no me equivoco), no todo lo relatado en  ésta ocurrió.
En conclusión, merece la pena emplear dos horas de tu tiempo libre en disfrutar  de esta gran historia, porque además de ser una buena forma de entretenimiento. 

! Te aporta tantas cosas para pensar!

Andrea Martínez, 2º de Bachillerato.

Anuncios

Read Full Post »

Agustín Palacios, 2º Bachillerato, envía esta crítica sobre la película “El curioso caso de Benjamin Button”. Antes de leer os pongo un trailer de la película.

Podéis leer la crítica a continuación.

El “dilatado” pero maravilloso caso de “Benjamin Button”.

Parece haber una norma preestablecida en Hollywood: para que una película goce del máximo reconocimiento por parte de la Academia, véase nominación al Oscar, la duración no debe ser inferior a las dos horas como mínimo. “El curioso caso de Benjamin Button” es un fiel exponente de esta condición.

Nos encontramos ante una película brillante, esencialmente emotiva, que no deja indiferente a nadie y que sobre todo, da motivos para pensar. El argumento es ya por sí sólo peculiar. El hecho de que un hombre nazca y crezca de manera inversa (venir al mundo siendo un anciano y rejuvenecer con el tiempo) nos parece tremendamente chocante.

Benjamín Button, el protagonista, transmite ese amargo sentimiento de impotencia que le provoca un cuerpo que no corresponde a su edad, algo que le deparará numerosos malentendidos pero que, como veremos, le aportará otra visión del mundo y hará de él una persona sensata y responsable en su “peculiar madurez”.

Brad Pitt borda el papel de este personaje de principio a fin, consecuencia de ello su nominación a los Oscar. Destacar sobre todo su caracterización; sus gestos, expresiones y comportamientos evolucionan a lo largo del film pero siempre sin perder calidad en la interpretación.

De Cate Blanchett no puedo decir lo mismo. Hay momentos en la película que denotan una cierta sobreactuación de la actriz que mancha un poco el resultado final, aunque quizás esta tara sea resultado del proceso de doblaje, que en ocasiones “mete un poco la gamba”…

El problema principal que le veo a esta gran película es que el adjetivo “gran” también repercute en su duración. De los 166 minutos, quitaría por lo menos los veinte últimos, no porque el final sea malo, sino porque la película va acumulando tiempo en escenas muy lentas y claro, acumulando y acumulando…

En definitiva, pese a que puede resultar algo pesada, es una película muy especial, de esas que uno debe ver por lo menos una vez. Además, sus casi tres horas te permiten amortizar los cerca de 7 euros que te cuesta el cine y oye, aunque sólo sea por eso…

Agustín Palacio Rodríguez.

 

 

Read Full Post »